Él no tiende la ropa, él salta sobre el tendedero de la forma más extrema

¡No lo hagas en casa!

Un día tu madre te manda a tender la ropa y descubres que ahí está tu gran pasión. No, no es poner ropa a secar, si no saltar sobre el tendedero como si nunca fueras a caer