Su pasatiempo es saltar de azotea en azotea como el hombre araña

Sin duda, estos salvajes no saben lo que es tenerle miedo a las alturas.

Ellos ven en cada azotea, ventana o balcón una de las mejores pistas para saltar y mostrar sus impresionantes habilidades de hombre araña.