¡Robert Howel llevó el hula-hula a niveles extremos y muy salvajes!

Parece sencillo, pero se necesita mucha precisión y trabajar en el equilibrio para dominar el aro como lo hacer el salvaje Robert Howells. ¿Te atreves a imitarlo?