¡Como cuando el equilibrio lo llevas en la sangre!

Seguramente Danny MacAskill no usó rueditas de apoyo cuando era pequeño, porque parece que este ciclista británico nació con el poder de nunca perder el equilibrio, por más pequeña que sea la superficie o barandal en la que posiciona las llantas de su bicicleta, MacAskill siempre logra completar su ruta sin caer.